sábado, 6 de agosto de 2016

Golfeados caseros


     Hace unos días conseguí en una venta de hortalizas un papelón como esos que dice uno "de los de antes", esos papelones que impregnan el ambiente con su olor a cañaveral ...esos que enseguida tu mente asocia con los "golfeados". Para aquellos que no son venezolanos, quiero explicarles que los golfeados son unos pancitos  dulces, originarios de la Ciudad de Caracas, pero que hoy en día se han popularizado en nuestros Altos Mirandinos, sobre todo acá en la Ciudad de Los Teques.

     Tienen una forma similar a los cinnamon rolls, pero vienen rellenos de papelón rallado, queso blanco y anís dulce. Generalmente, nos los comemos con un buen trozo de queso guayanés o queso de mano, un queso fresco salado típico de Venezuela. 
     La receta me la dio hace algunos años, María Eugenia, una amiga de la adolescencia, quien reside en Francia desde hace un buen tiempo.
     Una de las particularidades de este post, es que quien transcribió la receta desde mi cuaderno, fue mi hija de 7 años, quien quiere tener un blog de recetas como el de su mami; desde que empecé a escribir las recetas mis dos hijos me han apoyado con la elección del nombre del blog, con la elección de las recetas a publicar, también con la preparación de las mismas y sus respectivas fotografías; aquí, hoy tuve una ayuda extra, me encantó ver a mi hija escribiendo con un dedito todo lo que sigue a continuación ...
Golfeados:
Rinde: 20 golfeados
Utensilios:
Rallador manual o eléctrico (Usar el lado grueso)
1 palo de amasar o rodillo
1 rasqueta de panadería
1 bandeja de horno rectangular
Papel encerado 
Brocha de cocina 
Ingredientes:
200 ml de leche tibia 
25 g de levadura fresca + 4 g de azúcar (1 cdita)
550 g de harina de trigo todo uso (Ideal sería la panadera)
50 g de azúcar 
4 g de sal (1 cucharadita)
2 huevos
50 g de margarina derretida
5 ml de esencia de anís (1 cdta) (Opcional)
Para el relleno:
200 g de queso blanco rallado
180 g de papelón o piloncillo rallado (puede ser sustituido por azúcar de caña o azúcar moreno)
30 g de semillas de anís dulce (2 cucharadas)

15 g de aceite para untar el bowl y la bolsa
15 g de mantequilla o margarina para untar la masa (1 cucharada)
Para el melao:
100 g de papelón o piloncillo rallado (puede ser sustituido por azúcar de caña o azúcar moreno)
50 ml de agua (1/4 de taza) 
15 g de anís dulce (1 cucharada)
Procedimiento:
1.- Mezclar en la leche tibia la levadura fresca desmenuzada, con 1 cucharadita de azúcar (4 g) y 50 g de harina. Dejar levar por al menos 15 minutos, hasta que crezca y se forme una espuma. Reservar.
2.- Poner en un bowl los 500 g de harina de trigo restantes, formar una corona y colocar en el centro 50 g de azúcar y alrededor de la corona la sal. 
3.- Incorporar el compuesto de levadura, los huevos previamente batidos y la mantequilla o margarina derretida.
4.- Amasar 10 minutos en una superficie enharinada hasta que se ponga elástica y poner nuevamente en el bowl untado con aceite y cubierto con una bolsa plástica también engrasada. Dejar levar por 1 hora o más.
5.- Mientras la levadura hace su trabajo, preparar el relleno rallando el papelón o raspándolo con  un cuchillo filoso, ya que es muy duro.

6.- Poner a la mano el resto de los ingredientes del relleno, rallar el queso blanco y disponer cerca de donde se va a trabajar la masa.
7.- Transcurrido el tiempo del levado, amasar nuevamente. Estirar con un rodillo o palo de amasar para formar un rectángulo con un espesor de 1,5 cm. Untar la superficie con una capa de mantequilla o margarina y cubrir con el papelón rallado.
8.- Agregar encima del papelón el queso rallado y rociar con las semillas de anís dulce. El anís es el que le da ese sabor característico junto con el papelón. Enrollar con mucho cuidado, presionando con el dorso de la mano para que quede todo selladito, como si se tratáse de un brazo de gitano.
9.- Con la rasqueta de panadería, cortar círculos de aproximadamente 1,5 a 2 cm de espesor. Engrasar una bandeja de horno y colocarle encima el papel encerado. 
10.- Disponer cada golfeado en ella, dejando unos 3 cm de distancia entre cada uno, para que con el levado y cocción, se unan todos. Cubrir con una bolsa plástica y dejar crecer 1/2 hora más.
11.- Precalentar el horno a 180°C - 350 °F. Destapar los golfeados y hornearlos por 15 a 20 minutos o hasta que queden doraditos. Es importante que no los cocinen en exceso porque se ponen muy secos y se adhieren al papel encerado.
12.- Mientras se cocinan, preparar el almibar o mela'o cocinando a fuego lento el papelón rallado disuelto en el agua. Agregar las semillas de anís y dejar hervir hasta que adquiera la consistencia de un almibar medio. Dejar reposar.
13.- Apenas se sacan los golfeados del horno, barnizarlos con el mela'o de papelón con ayuda de una brocha de cocina. Servir aún tibios, acompañados con un trozo de queso guayanés, de mano o el que tengan que sea de consistencia suave, un queso fresco.
Que los disfruten ... Gracias Gaby por tu ayuda constante ... hasta la próxima, Melba

8 comentarios:

  1. Wuao!!!que ricos se ven y con una taza de chocolate seria demasiado rico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Alejandrina!!!! la taza de chocolate y el trozo de queso de mano, que más podemos pedir?? jejejeje ... pásale la receta a Mauricio para que te los prepare, estoy segura que les van a gustar a todos en casa, un abrazo fuerte ...

      Eliminar
  2. Me parece que me llega esa fragancia tan embriagadora solo de leer la palabra golfeado en tu blog, y esa foto con ese pancito tan rico ... ummmm babada me he quedaoooo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaj hola Nieves, algo así parecido cuando uno entra a la panadería y los acaban de sacar!!!! yo lo lamentaba por mis vecinos que no iban a probarlos ...el olor se escapaba por las ventanas jajajajaj

      Eliminar
  3. Sono perfetti per la colazione!!! Bravissima

    ResponderEliminar
  4. Hola Melba, he preparado esta delicia de receta, buscando platos de cocina venezolanos me topé con estos golfeados que me han llamado enormemente la atención, todo un placer realizarlos y mucho mejor saborearlos. Pronto sacaré la receta en donde de antemano te agradezco por esta receta. Te mando un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natalia!!! Gracias por confiar en mi trabajo y bueno ... los golfeados son uno de esos ricos panes dulces venezolanos que te llenan de satisfacción, son deliciosos, te llenan el alma y me imagino que para el venezolano que ha tenido que emigrar, encontrar fuera de su país un rico golfeados con queso, te aseguro que lo hace llorar de emoción tanto como que si se cruzara con una arepa ... muchos cariños desde acá ... espero ver pronto tus golfeados ...

      Eliminar

Deja tu comentario aquí